Barcelona Cultura

Las procuras

Ubicadas en la terraza inferior del monasterio, bajo la enfermería, uno de los ejemplos de edificio hospitalario mejor conservados de época moderna (siglos XVI-XVII), las procuras eran el lugar donde se guardaba la cosecha de los huertos, el grano y otros productos y herramientas del campo. La procuradora, que era la hermana de coro que se encargaba de su gestión, también disponía de una bodega y de establos para el ganado.

Una escalera en el ala sur del claustro da acceso a un espacio abierto y diáfano –antes compuesto por dos salas- con escaleras que conducen a la parte baja de la cisterna, alimentada por una mina de agua próxima, propiedad del monasterio. En la procuras se encuentran el establo, la bodega, las herramientas del campo y los armarios adosados. Un espacio no visible en la exposición actual daba acceso a una nueva bodega y al espacio para la vendimia.

El fondo izquierdo de la sala acoge la exposición permanente de veinticuatro dioramas artísticos de la vida de Jesús, creados y cedidos por la Asociación de Pesebristas de Barcelona.
Desde las procuras se accede al huerto pequeño, que junto con el huerto grande, situado en el ala sur del monasterio, abastecía al monasterio con productos agrícolas. En los huertos y en la bodega trabajaba personal al servicio de la comunidad.

RESTAURACIÓN DE LA CAPILLA DE SAN MIGUEL

A partir del 28 de mayo comenzará la última etapa de la restauración de la Capilla de San Miguel, que permanecerá cerrada al público durante un año. ¡Aprovechad los últimos días para visitarla!