Barcelona Cultura

Reapertura de la capilla de San Miguel: Exposición Murales divinos

La inauguración de la exposición temporal «Murales divinos» en la sala capitular del monasterio coincide con la reapertura de la capilla de San Miguel, recientemente restaurada. La muestra proporciona claves para mirar las pinturas que decoran el espacio con ojos nuevos a través de los datos recogidos en el proceso de restauración y conservación. Así, «Murales divinos» nos acerca al significado artístico y devocional de la capilla y nos permite imaginar el impacto que debería causar en las personas que la contemplaban hace casi setecientos años. La intervención de los conservadores restauradores ha puesto de relieve la valía artística de uno de los conjuntos pictóricos más destacados del gótico catalán que se conserva en el lugar para el que fue concebido.

En 2005 se diseñó e inició un proyecto integral de gran alcance que preveía varias fases: la primera, de investigación y estudio, debía preceder a la intervención directa sobre los murales; la segunda fase, en el año 2013, se centró en la restauración del techo, y acto seguido, el 2014-2015, se inició una tercera fase centrada en la consolidación y la adherencia de las pinturas a su soporte, la limpieza y la eliminación de repintes. Las reintegraciones posteriores permitieron la recuperación de elementos que habían quedado debajo, así como la restauración completa del lienzo central de la capilla. En la última fase, ejecutada entre el 2017 y el 2018, se han eliminado los repintados que cubrían los marmoleados originales del arrimadero pintado, además de completar la restauración de los demás paños de la capilla y de reintegrar la pintura perdida con la técnica del rigatino al fresco. La capilla de San Miguel finalmente vuelve a lucir resplandeciente.

PDF Visualitzat

capella

A partir del día 22 de junio, el visitante que se acerque al monasterio podrá disfrutar de esta joya pictórica del siglo XIV encargada al taller de Ferrer Bassa y disfrutar como nunca hasta ahora. Las novedades más evidentes que se podrán contemplar son la recuperación de la pintura original que estaba escondida bajo repintes antiguas, y el cambio general que han experimentado los murales después de la limpieza y eliminación de diversos productos nocivos aplicados antiguamente sobre su superficie. En cuanto al sistema de presentación de los murales, las pinturas hablarán por sí mismas y se podrá disfrutar de este espacio lleno de color, luz y emoción con la mínima presencia de elementos museográficos. De esta manera, y con la ayuda de la iluminación, el visitante podrá hacerse una idea mejor del impacto que debía causar entrar en esta estancia en el siglo XIV.

En la sala capitular, muy cerca de la capilla, una exposición proporcionará información sobre las pinturas y su significado. También se presentará el proceso de conservación y de restauración donde, además de la limpieza que es el resultado más visible de la intervención, destacan la eliminación de partes rehechas con yeso y la consolidación de las capas internas que estaban bastante dañadas, así como la fijación de la película pictórica que estaba en riesgo de desprenderse.