Barcelona Cultura

Presentación

El monasterio de Pedralbes fue fundado por la reina Elisenda de Montcada en el año 1327, con el apoyo de su esposo, el rey Jaime II. Siguiendo las corrientes espirituales de la época, el nuevo monasterio fue habitado desde un principio por monjas clarisas, la rama femenina de la Orden de San Francisco, que residieron en él de forma prácticamente ininterrumpida hasta el año 1983.

El edificio constituye uno de los mejores ejemplos del gótico catalán, tanto por la iglesia como por el claustro de tres plantas, uno de los más espaciosos y armónicos de este estilo. De la iglesia cabe destacar el sepulcro de la reina Elisenda, que ofrece dos caras, la que da a la iglesia, donde aparece su imagen vestida como soberana, y la que da al claustro, donde se muestra como viuda y penitente. Igualmente, resaltan las vidrieras del siglo XIV, varias sepulturas de familias nobles y los tres coros: el alto, el bajo y el de los frailes. 

Dentro del monasterio, y alrededor del claustro, se pueden ver varias celdas de día, donde las religiosas se retiraban para su recogimiento personal. Destaca la capilla de San Miguel, encargada por la abadesa sor Francesca ça Portella al pintor Ferrer Bassa en el año 1343, con una clara influencia de artistas tan importantes como Giotto, el taller de los Lorenzetti o Simone Martini. (La exposición temporal «Murales Divinos» profundiza en los murales de la capilla.) Completan la visita la sala capitular, la abadía, el refectorio, la cocina, las procuras, el dormitorio y la enfermería —uno de los ejemplos mejor conservados de edificio hospitalario del Renacimiento—. 

PDF Visualitzat

Presentación

En el antiguo dormitorio de las monjas, que ha sufrido numerosas transformaciones a lo largo del tiempo, se puede visitar la exposición «Los tesoros del monasterio», que presenta una selección de las mejores obras de arte, mobiliario y objetos litúrgicos reunidos por la comunidad durante siete siglos. Las otras exposiciones permanentes que ofrece el monasterio son «Plantas, remedios y apotecarios», en el claustro del recinto; una muestra de dioramas en la sala de las procuras, y la exhibición «Petras Albas» en la antigua enfermería, que ilustra la vida de la comunidad de clarisas y la historia del recinto.

Además de su valor como conjunto arquitectónico, el monasterio de Pedralbes permite mostrar, gracias a los objetos y las obras de arte que presenta, la vida monástica dentro del recinto a lo largo del tiempo y ayuda a comprender la vida de clausura de la comunidad hasta el año 1983, cuando el monasterio se convirtió en museo.